Eviten los problemas del polvo para la salud del personal con nebulizadores

Noticias
384 Vistas

Compartir Artículo:

Eviten los problemas del polvo para la salud del personal con nebulizadores

En los entornos industriales hay muchas situaciones y elementos que pueden provocar problemas para la salud del personal, sin embargo, hay algunos que pasan por alto, no porque sean menos perjudiciales, sino porque son casi imperceptibles. Uno de ellos es el polvo. Los problemas a la salud que causa son diversos, por lo que es importante que haya un óptimo control del polvo en las instalaciones. La ventilación es importante, pero el método más efectivo es el uso de nebulizadores industriales como los que ponemos a su alcance  H2O TEK.

¿Cómo eliminar el polvo del sistema respiratorio?

Exponerse a cualquier tipo de polvo puede perjudicar la salud del personal, especialmente los pulmones, que están constantemente expuestos. El cuerpo ha diseñado mecanismos para reducir el riesgo pulmonar, por lo que el sistema respiratorio filtra las partículas que ingresan a él, sin embargo la defensa resulta ineficiente en determinadas circunstancias.

Cuando respiramos, las partículas acceden al organismo, sin embargo, permanecen en las vías respiratorias superiores que fungen como filtro. La eliminación de aquellas que quedan capturadas se realiza naturalmente con el estornudo. Si bien es útil, hay partículas que logran atravesar ese primer filtro e ingresar a la tráquea para posteriormente llegar a los pulmones, que reaccionan frente al polvo según el sitio en el que se establezca.

Las partículas irritantes que quedan en la nariz también pueden dañarse y provocar enfermedades como la inflamación de la membrana mucosa o rinitis. Si las partículas llegan más profundo pueden causar inflamación de la tráquea (traqueítis) o bronquios (bronquitis). Los pulmones producen ciertas proteínas ante las partículas que portan gérmenes, que se adhieren a ellas para neutralizarlas, pero no es suficiente. Las reacciones más notables se presentan en las partes más profundas de los pulmones. Si hay ciertas partículas y en cantidad pueden agraviar daños ya presentes.

Nuestros bronquios poseen una estructura celular, que se parece a los cabellos, conocida como cilios, cuya función es limpiar y extraer residuos y microorganismos de las vías respiratorias. Hay también unas células caliciformes esparcidas por todos los cilios, que secretan mucosa para proteger el recubrimiento bronquial y capturan microorganismos, sin embargo, no siempre cumplen su papel debido a ciertas sustancias, como el humo del cigarrillo que altera la función de autolimpieza pulmonar.

Hay diversos factores que influyen en los efectos de las partículas, entre las que destacan peso y tamaño, ya que mientras más pesadas y grandes sean, se establecerán con mayor facilidad. La composición química también influye sobre la capacidad de nuestro sistema respiratorio para eliminar el polvo dañino, al igual que las características del personal que lo inhalan.

Enfermedades causadas por el polvo en industrias

Hay varias enfermedades que pueden causar el polvo en la salud del personal y que pueden evitarse con nebulizadores. Las partículas que miden menos de cinco micras se relacionan con enfermedades bronco pulmonares, como rinitis, asma y alveolitis, que pueden agravarse y derivar en fibrosis pulmonar.

Existe también un conjunto de enfermedades conocidas como neumoconiosis, que se derivan por la inhalación de polvo y la continua deposición de residuos en bronquios, ganglios linfáticos y parénquima pulmonar. Es común en mineros, por lo que suelen usarse los nebulizadores industriales en ese sector y en varios casos causa limitaciones funcionales de gravedad. Otros problemas relacionados con el polvo son:

  • Lesiones de piel como irritaciones y dermatitis, que es causada por la presencia de arsénico, plásticos, berilio, ácido crómico, entre otros.
  • Consiste en la inflamación de la membrana transparente y mucosa que reviste la esclera ocular y el interior del párpado. Suele ser causada por ciertos polvos.
  • Hay diversos metales sólidos y materia orgánica pulverizados en las industrias, que se dispersan en el aire en forma de nube y pueden encenderse e incluso causar una explosión. Ejemplos de ello son el azúcar, harina, pulido de metales, por lo que en las industrias que operan con ellos se les recomiendan los nebulizadores para industrias, que es importante no confundir con los usados para el consumo de medicamentos.

Reduzcan los peligros del polvo con un nebulizador de cañón

Es importante señalar que el riesgo de exposición a las partículas puede aumentar si se operan en condiciones que conlleven el esfuerzo físico, incremento de la frecuencia respiratoria, estrés, exposición a alta temperatura, entre otros; además, si hay vapores o gases, pueden impregnarse en las partículas e incrementar su nocividad. Una de las mejores formas de disminuir considerablemente el riesgo es la adquisición de nebulizadores industriales.

Son conocidos también como cañones de niebla y supresores de polvo y ayudan a controlar el exceso de partículas mediante agua pulverizada, sin embargo, los nebulizadores sanitización también son una solución usada ampliamente hoy en día para disminuir los contagios de coronavirus en industrias, ya que pueden pulverizar productos sanitizantes con gran alcance.

Su diseño es como el de un cañón de guerra y mantienen a raya la formación y acumulación del polvo. La pulverización se realiza comúnmente con agua y son usados ampliamente en la industria minera, metalúrgica y constructora.

Destacan por su gran peso, por lo que suele instalarse en un remolque o camión para su transporte o para aplicaciones en movimiento, aunque es importante que el vehículo se mueva lentamente para que la niebla se enfoque con precisión en las instalaciones. Destacan dos elementos en la unidad: el tanque de agua con el que es alimentado el cañón y el grupo electrógeno. Cabe mencionar que pueden alcanzar grandes distancias si se colocan en posición fija (20 a 200 metros según el modelo).

Los cañones se pueden obtener por separado o en unidades totalmente equipadas, que se diseñan para la aplicación de niebla en metro, tranvías y áreas abiertas. Los fabricantes procuran el diseño cónico, ya que permite disparos de agua en gran rango, además, implementan una turbina de alta potencia en su interior y elementos pulverizadores de líquido en la salida de su diseño tubular. Sus dimensiones varían según las aplicaciones, sin embargo, los expertos recomiendan los equipos de más de 2 m y 700 kg para la supresión del polvo.

En H2O TEK contamos con diversos modelos de nebulizadores para aplicaciones industriales, entre los que destaca el modelo GDKH-120 de tres fases con capacidad de 120 m de distancia. Se trata de un producto de nuestra marca y es ideal para la supresión y captación de polvos en minas, pedreras, invernaderos, almacenes de basura y chatarra e industria del acero. Si desean más información comuníquense al (800) 9 H2O TEK (800 942 6835) o visiten nuestras sucursales.

Tags: , , ,

Artículos Relacionados

Menú