Humidificador ultrasónico: ideal para cultivar setas, ostra y champiñones

Noticias
121 Vistas

Compartir Artículo:

El cultivo de setas requiere condiciones específicas de humedad, según varios factores, como el clima imperante. Para controlar este factor y la temperatura en grandes áreas internas de cultivo, se utilizan humidificadores. Hay varios tipos, pero consideramos que el más conveniente es el humidificador ultrasónico.

La humedad relativa y sus efectos en el cultivo de setas y champiñones

La humedad relativa (HR) se refiere a la relación que hay entre el nivel de vapor presente en el aire y el que debería tener para lograr la saturación a una misma temperatura. El siguiente ejemplo aclara las cosas: si hay una HR del 50%, significa que solo hay un 50% de la totalidad de vapor abarcable por el aire. Dicho porcentaje puede controlarse mediante un humidificador industrial, que se usa en naves industriales y talleres de pintura, no solo en áreas de cultivo.

Ahora bien, la HR está presente en cualquier parte. En las noticias se muestra cómo este factor se comporta según la localidad. Es algo inevitable, tanto en interiores como exteriores, lo que resulta problemático en cultivos delicados, como los hongos. Para que estos sean sanos y crezcan adecuadamente, es indispensable el control de humedad y temperatura. Ambos parámetros deben conocerse muy bien, lo que es conseguible mediante análisis y mediciones.

A continuación, mencionaremos algunas recomendaciones de expertos relacionadas con la temperatura y humedad para cultivar adecuadamente champiñones y ostras y garantizar excelentes condiciones tanto en su incubación como fructificación.

Setas ostra u orellanas

En este caso, la temperatura ideal para su incubación en interiores oscila entre 10 y 16 °C y la HR entre 95 y 100%. Para la fructificación en invernaderos, la temperatura ideal oscila entre 10 y 21 °C y la HR entre 85 y 90%. En ambas etapas, es indispensable que entre cada cuatro u ocho horas haya un intercambio de aire.

Champiñones

Para cultivador bajo condiciones idóneas, la HR debe oscilar entre 75 y 80% y la temperatura entre 12 a 14 °C. En caso de que en el invernadero o área de cultivo haya una humedad relativa menor, la producción de los champiñones será muy lenta.

Una vez considerados estos puntos, es indispensable medir la humedad y temperatura presentes en la instalación para determinar la adquisición de un humidificador industrial, lo que es posible con un higrómetro y un termómetro digital de monitoreo. Una vez obtenidas las lecturas, es necesario verificar la correspondencia entre los valores ideales y los valores reales para el cultivo de setas y champiñones.

En caso de que haya una buena correspondencia, no es necesario hacer alguna intervención, aunque es muy raro que esto pase. Lo normal es que haya un déficit o exceso de humedad, lo que no es nada conveniente para los cultivos, por lo que es necesario intervenir de dos formas: la extracción o adición de humedad. No solo es necesario tomar alguna de esas vías, igual lo es monitorear constantemente el nivel de temperatura y humedad para que no haya picos imprevistos.

En el caso de la extracción de humedad, se utiliza el deshumidificador, cuyo uso adecuado aporta muchos beneficios. Por otra parte, la inyección de humedad requiere de un humidificador.

El humidificador ultrasónico es la mejor opción cultivos de setas y champiñones

Para la inyección de humedad, es posible usar varios tipos de humidificadores, que varían según su funcionamiento. En el caso del cultivo de hongos, se usan dos tipos: humidificador ultrasónico y evaporativo. Ambos tienen el mismo fin, aunque lo logran por distintos medios, por lo que sus limitaciones y beneficios igual difieren.

En H2OTEK recomendamos ampliamente los humidificadores ultrasónicos para uso industriales. Si integran componentes digitales, mucho mejor. Estos equipos destacan por su diseño sencillo. Integran un diafragma que vibra a altísimas frecuencias y un depósito. La vibración del primero está más allá del rango auditivo de los humanos. A ello se debe el adjetivo «ultrasónico».

Al vibrar, son impulsadas gotas muy pequeñas que se evaporan cuando hacen contacto con el aire ambiental. Es así como agrega agua al entorno. No es necesario calentar agua, por tal motivo, son igual designados como humidificadores de vapor frío, aunque es importante aclarar que hay ejemplares evaporativos que no requieren calentamiento para evaporar, por lo que suele haber confusiones con la designación. Por ello es preferible usar los nombres convencionales de sistemas evaporativos y ultrasónicos.

En el caso del humidificador ultrasónico con tecnología digital, integra una tecnología que minimiza considerablemente el ruido y generan rocíos muy pequeños que, según las necesidades del usuario, pueden ser tibios o fríos.

Si desean un ejemplar de este tipo con un proveedor confiable, adquieran el modelo MP-4 de Humidifirst. Es ideal para invernaderos y su precio es asequible. Utiliza la energía de forma eficiente y facilita el acceso a sus componentes para darles mantenimiento. Requiere pocos gastos de instalación y mantenimiento y brinda controles muy precisos de humedad relativa.

Pidan más información o una cotización al 800 9 H2O TEK (800 9426 835), llenen nuestro formulario o envíen un correo a la dirección: info@h2otek.com.

Tags: , ,

Artículos Relacionados

Menú