Diferencias entre el humidificador y el nebulizador

Noticias
3K Vistas

Compartir Artículo:

humidificador sanitizante

Si está pensando en incrementar o regular la humedad de una habitación, oficina o demás espacios deberá buscar el humidificador sanitizante de inmediato, pues esta es su principal función, sin embargo, cuando realice la búsqueda en internet se dará cuenta de que existen los nebulizadores y pensará que se trata de un dispositivo que tienen la misma aplicación, pero ¿por qué poseen nombres diferentes? ¿acaso son dos aparatos distintos? La elección entre un modelo es confusa; afortunadamente estamos aquí para ayudarle.

No vamos a comparar los nebulizadores con los humidificadores diciendo que uno es mejor que otro, ambos son dispositivos excelentes que le resolverán ciertas necesidades específicas en su hogar, oficina, negocio o industria, después de leernos sabrá diferenciarlos y conocerá cuál debe elegir en función de su uso.

¿Qué es un humidificador?

Se trata de una herramienta que es capaz de transformar el agua en vapor o micropartículas que busca elevar o nivelar la humedad en el ambiente; algo que resulta imprescindible en los días calurosos, los meses más fríos, en espacios extremadamente secos o cuando se tiene encendida la calefacción y se requiere regular el entorno con tal de no perjudicar la salud de las personas.

Este artefacto se instala en la habitación que se desea humedecer y sin importar la persona que esté dentro podrá disfrutar de los beneficios de un aire más húmedo, el cual es muy beneficioso para aliviar ciertas enfermedades o disminuir la congestión nasal producto de la resequedad de las vías respiratorias sin la necesidad de requerir una prescripción médica.

Según el sistema que utilizan para expulsar el agua se clasifican en:

  • Vaporizador: Utilizan resistencias para calentar el agua y convertirla en vapor, ya que el resultado posee una temperatura elevada se suelen conocer como humidificadores calientes.
  • Humidificador ultrasónico: Este modelo emplea ondas de sonido de alta frecuencia en forma de vibración que mueve el agua; esto consigue que el líquido se separe en micropartículas invisibles que son expulsadas al ambiente. Así mismo, se caracteriza por aumentar la humedad sin modificar la temperatura.

Este último es un modelo innovador y popular ya que permite tener resultados inmediatos, seguros y silenciosos; además, la humedad que expulsa resulta más placentera que la del vapor cálido de la otra referencia; pero todo dependerá de las aplicaciones específicas que vaya a disponer, ya que la alta temperatura es muy útil para un humidificador sanitizante en el tratamiento de algunas enfermedades relacionadas con la congestión nasal.

¿Qué es un nebulizador?

Una vez que tenemos claro lo que es un humidificador, es hora de conocer la otra parte que produce la clásica confusión. El nebulizador es un aparato que requiere de una prescripción médica o especialista ya que está diseñado para dispersar una sustancia química, aparte del agua, con el fin de que sea absorbido por las personas, alimentos o animales de un entorno específico. A diferencia del otro dispositivo, se expulsa una pequeña niebla al condensar más las gotas y hacerlas visibles.

En cuanto a su funcionamiento, trabajan de manera similar al ultrasónico, con la diferencia de que en lugar de producir pequeñas gotas invisibles genera una corriente de aire que es perceptible a simple vista. En su forma básica, si simplemente coloca agua pura en el nebulizador va a darle una nube húmeda que permita disfrutar el entorno, de aquí la confusión respecto al otro modelo, pero como mencionamos antes no es su única aplicación.

Lo más habitual es implementarlo en hospitales o casas de tratamiento en donde se requiera la administración de un medicamento por las vías respiratorias o en diferentes industrias que requieran unas condiciones ambientales específicas; por ejemplo, en el caso de los invernaderos se emplea para mantener un estado de humedad estable a través de una niebla, además, es posible implementar algunos químicos, como insecticidas, de forma que llegue de manera uniforme a todos los rincones del cultivo.

Conclusión

Como lo mencionamos al principio, el humidificador sanitizante y el nebulizador no deben competir en el mismo mercado, sino que pertenecen a aplicaciones diferentes; por un lado, el primero busca humedecer el ambiente para brindar comodidad y regular el entorno, pero el otro, aunque también tiene esta aplicación, está más enfocado en esparcir una sustancia en particular que brinde condiciones específicas.

Escoger entre el humidificador sanitizante o el nebulizador dependerá de sus necesidades específicas, pero si desea una asesoría más profunda tiene a su disposición a los profesionales de H2O TEK, llámenos al (800) 942 6835 o escribanos al WhatsApp +52 (81) 2152 4723.

Tags: , , , , , ,

Artículos Relacionados

Menú