Evitar daños a la salud con acciones preventivas y correctivas en humidificadores industriales

Noticias
82 Vistas

Compartir Artículo:

Evitar daños a la salud con los humidificadores industriales

Algunos testimonios e incluso investigaciones, han expuesto a ciertos aparatos del hogar y la industria, como dispositivos que, en vez de propiciar la salud, hacen más daño al tenerlos cerca. En el caso de los humidificantes, se ha hallado que algunos modelos o marcas son contraproducentes en su uso doméstico, comercial o industrial. Siempre necesitaremos del aire puro para una respiración más saludable, pero debemos discernir muy bien cuáles son los sistemas idóneos en un entorno de trabajo.

Esto se magnifica por la necesidad de tener un mecanismo en invierno o lugares fríos, que proporcionen la humedad óptima, sabiendo que naves industriales y complejos de trabajo, suelen ser muy fríos en esas épocas. Sin duda el aire frío y seco desencadena efectos perjudiciales en el organismo humano, por no decir de los daños inherentes a materiales de trabajo, insumos o hasta al mismo producto terminado.

El humidificador industrial es el sistema por excelencia para controlar la humedad y temperatura, para satisfacción y conformidad de empleados y clientes. Sin embargo, se aconseja elegir el más adecuado dependiendo de la construcción y las actividades realizadas en un determinado lugar, porque una mala elección podría salir negativamente para todos.

Humidificación ultrasónica

Un sistema de este tipo es muy usado en todos niveles, por su alta eficacia en el diseminado de humedad necesaria y su eficiencia energética. Un inconveniente     -que es controlable-, es la mineralización de la fuente de agua, y este es propiamente un problema de la zona o de los procesos del mismo personal, abastecedor del agua para crear las frías neblinas necesarias para la humidificación del aire. No tener cuidado con eso provocaría una especie de polvo blanco, derivado de dichos minerales. Los indicios serían claros, al notar las superficies blanquecinas, pero sobre todo los afectados, sentirán en un corto o largo plazo, ciertos problemas respiratorios u otro tipo de afecciones, donde precisamente la humedad otorgada por el mecanismo, podría ser una de las razones.

Para evitar esto, es trascendental evitar en la medida de lo posible, el agua de la llave para el suministro del humidificador industrial, o en su defecto, limpiar el sistema de manera constante. Se recomienda usar otro tipo de fuente para un agua más limpia de minerales. Este tipo de dispositivos siempre debe contar con un mantenimiento sistemático para impedir el desarrollo de moho, bacterias y otros microorganismos potencialmente dañinos. Lamentablemente ha habido casos de bebés o niños pequeños, que, al inhalar accidentalmente el polvo blanco derivado de un aparato de humidificación en mal estado, desarrollan lesiones pulmonares en algún tipo de escala.

Sistemas de vaporización

Caso opuesto a los humidificadores industriales que emplean temperaturas altas, puesto que en el proceso se disuelven los minerales y se aniquilan las bacterias. Más bien el riesgo está en las quemaduras por el vapor, en caso de no tener precaución.

Asimismo, habrá de tener cuidado con los caldos de cultivos que se llegasen a desarrollar en el interior de las unidades, debido a la temperatura con la que operan estos dispositivos; es esencial limpiar sus componentes de forma consistente y con criterio, de acuerdo al instructivo de su fabricante. Después de todo, lo que menos se desea es una dispersión de moho y bacterias a través de la humidificación, que lleguen a ocasionar neumonitis o hipersensibilidades respiratorias en trabajadores y personas en general.

Sistemas alternativos de evaporación

Son aquellos que no suelen emplear aire caliente o frío para la difusión, sino más bien usan el mismo aire hacia un determinado material absorbente húmedo, y mediante ayuda de la filtración, difuminar la humedad dentro de parámetros sensatos y autorregulables.

Por otro lado, eso no lo exime de la posibilidad de estancamiento de agua, y la suciedad inherente por microorganismos en sus depósitos. La limpieza y mantenimiento deben ser hechos a conciencia.

En general, cualquier humidificador industrial o casero de fabricante serio, será una gran opción para purificar el ambiente y otorgar excelente sensación térmica. Son aparatos que incluso los especialistas, recomiendan en personas con problemas de asma y enfermedades similares, a cualquier edad.

Tags: , , ,

Artículos Relacionados

Menú