Nebulizadores industriales purificadores de aire para prevenir enfermedades por inhalación de carbón y otras sustancias nocivas

Noticias
36 Vistas

Compartir Artículo:

Muchas de las enfermedades desarrolladas vienen precedidas de las llamadas afecciones ocupacionales, aquellos malestares que se van creando en un ambiente laboral viciado y con malas condiciones para el desempeño de cualquier actividad.

Para el cuidado del capital humano, mejor dicho, de colaboradores y civiles, es trascendental contar con mecanismos purificadores implementados, ya sean sistemas completos, o como complementos de los sistemas de climatización convencional. Recordemos que, en la actualidad, no es suficiente ventilar un espacio, sino hacerlo más respirable para las personas.

Como ejemplo de situaciones de riesgo, están los mineros del carbón, y en general todas las personas que, en su oficio, deben pasar horas al lado de este mineral. La neumoconiosis, es una enfermedad pulmonar por la inhalación constante de polvo de carbón y el mismo grafito, -también se incluye al carbón artificial-. Es la clásica enfermedad de pulmón negro. Obviamente, los síntomas vendrán predispuestos al tiempo y forma en la que se esté en contacto con el carbón. Algunos cuadros sintomáticos pueden ser leves, otros no tanto, porque ya implican fibrosis masivas y progresivas.

Para ello es el uso de nebulizadores industriales, elementales en la industria de la construcción, minería y en la comercialización de carbón. Estos mecanismos a través de partículas de agua, pulverizan las sustancias suspendidas en lugares críticos, donde a veces el equipo de protección no basta para estar exentos de la contaminación de sílice cristalina y el mismo carbón.

Existe un concepto llamado ‘polvo respirable’, el cual consiste en partículas de polvo con un tamaño por debajo de los 10 micrones. Estos al inhalarse, serán lo suficientemente microscópicas para establecerse en pulmones y vías respiratorias. No es un tema de la actualidad, porque esto se viene dando desde décadas, épocas en las que se establecieron numerosas investigaciones al respecto, pero comúnmente ignoradas u olvidadas por la sociedad, e incluso desechados por las grandes corporaciones a través de contra argumentos, muchas veces mal sostenidos, pero respaldados jurídicamente por abogados corporativos.

Esto llega a sobrepasar los sectores de extracción, transformación y producción a través de minerales potencialmente peligrosos, sobre todo, cuando dichas empresas, están en las cercanías de manchas urbanas y comunidades, donde las personas suelen sufrir las consecuencias de un aire viciado en su entorno. Es por ello, sostener la importancia de contar con nebulizadores industriales u otros sistemas de purificación ambiental, para beneficio de todos.

La meta empresarial es limitar esa sobreexposición, porque la neumoconiosis y silicosis son enfermedades irreversibles, en el mejor de los casos tratables, para incrementar la vida de un afectado. Estos polvos no se pueden ver, pero existen indicios claros de una exposición extrema, en donde los empleados son ejemplos claros, pues manifiestan debilidad corporal y afecciones respiratorias, siendo los síntomas más superficiales. En ese sentido, es trascendental hacer los estudios pertinentes para examinar un lugar determinado y en el proceso, planear y ejecutar las pautas para prevenir esa inhalación, ya sea a través de buen aire acondicionado, ventilación y el uso de nebulizadores industriales purificantes.

Es esencial informar todo al respecto de la exposición al carbón, ya sea en minería o industria de transformación. Además de las enfermedades mortales antes mencionadas, también se pueden presentar cuadros de EPOC, bronquitis crónica, enfisemas, entre otros. Lo grave, es la capacidad adherente de los polvos de carbón y sílice para pegarse a las mucosas y tejidos de vías respiratorias, y sobre todo en pulmones, provocando en los mismos, cicatrices que derivan en enfermedades incurables.

Generalmente los diagnósticos se dan a través de antecedentes médicos del trabajador, para determinar su gravedad vista en el tórax. Lamentablemente, muchas veces es demasiado tarde para revertir una situación como tal, porque se producen fibrosis, los cuales son depósitos que se endurecen en los tejidos de los pulmones, degradando la capacidad de los mismos para expandirse en la respiración, provocando síntomas claros en aquellos que lo padecen.

Tags: , , ,

Artículos Relacionados

Menú