Usar humidificador industrial a su máxima capacidad y eficiencia con cuidados fundamentales

Noticias
647 Vistas

Compartir Artículo:

Humidificar nave industrial y áreas laborales con excelentes sistemas

Los sistemas de humidificación se les han tomado mucho aprecio por su funcionalidad, pero además, por la gran capacidad de ahorro energético en muchos modelos. Es normal que en grandes complejos de oficinas, así como en zonas de la industria, lleguen a usar estos aparatos, a través de sistemas robustos o solo mecanismos portátiles. Y es que, simplemente al aumentar los niveles de saturación atmosférica, los trabajadores se sienten mucho más a gusto por las condiciones térmicas favorables, incluso más que con aire acondicionado normal y ventiladores.

La función de componentes y sistemas de los humidificantes, es muy especial y es posible que su comportamiento difiera de un lugar a otro, dependiendo de las condiciones climáticas de una nave industrial en interiores y exteriores. Asimismo, de acuerdo a la demanda operativa de estos dispositivos, será necesario anticiparnos a alguna anomalía. Entender al aparato de humidificación, permitirá un discernimiento de cómo este sistema podría funcionar mejor, y así, sacarle el mayor provecho posible.

Puntos para saber el comportamiento y los alcances del humidificador industrial

  • La temperatura, nivel de humedad y las fluctuaciones de presión atmosférica, podrían incidir en la manera de su funcionamiento. Asimismo, las características arquitectónicas de almacenes o naves industriales, de acuerdo a su forma y tamaño, serán tópicos de consideración, para que la eficacia y eficiencia del climatizador sea la más óptima. Por ello, y dependiendo de las necesidades, tal vez sea buena ideal otorgar adaptabilidad al aparato con respecto a su entorno, y sobre la marcha, añadir elementos que potencien su funcionamiento.
  • Si se detectan olores extraños o anormales durante el desempeño del sistema de humidificación industrial, entonces lo mejor es que el especialista en climatización industrial le dé un chequeo rápido, para observar que no se haya quemado algún fusible o componente interno; a veces se puede caer en el error de forzar de más al mecanismo, provocando dichos daños, y más en productos que no están acostumbrados a operaciones robustas. En algunas ocasiones, el olor puede ser simplemente porque proviene del caucho o plástico, entonces no será necesario preocuparse por eso, ya que eventualmente desaparecerá.
  • Las configuraciones del humidificador industrial son muy específicas, y cuando se mal configura el mismo, entonces se podrían presentar problemas funcionales. En ese sentido, hay que repasar el manual nuevamente, para checar cómo se debe programar de la manera correcta, bajo ciertas condiciones, evitando eventuales congelamientos en el sistema u otras cuestiones anómalas.
  • Si la humidificación no cumple las expectativas para la nave industrial o complejo de oficinas, es necesario hacer un diagnóstico del por qué no estaría funcionando de la mejor manera. La primera posibilidad, es que hayan ciertas obstrucciones o que el dispositivo esté mal ubicado. Cualquier cosa que impida su funcionamiento, solo hará que no funcione bien, cayendo en el error de configurarlo con sobreesfuerzo en la potencia, solo generando una ineficiencia energética y ningún confort térmico. La otra posibilidad, es que las expectativas y necesidades de climatización industrial, hayan sobrepasado la funcionalidad del aparato, por la obsolescencia de este, y los cambios o modificaciones en las áreas de trabajo; habrá que recurrir a modelos más robustos y con mejor tecnología.
  • Tener cuidado de no empalmar el funcionamiento del humidificador industrial con otros sistemas de climatización. Es probable que al usar ventiladores, extractores, aire acondicionado o calefacción, mientras el mecanismo de humidificación está operando, solo logren neutralizar las partículas de humedad necesarias para el complejo o edificio. Se debe tener precaución en el uso y potencia de otros climatizadores, para que no obstaculicen el desempeño de otros, evitando un esfuerzo de más en los sistemas, que solo lleven a gastos energéticos elevados.
  • Estar al tanto de las señales del humidificador industrial. Cuando se vean luces parpadeantes o sonidos extraños, quizás signifique la necesidad de limpieza y mantenimiento.
Tags: , , ,

Artículos Relacionados

Menú