Climatización sana sin contaminantes y eficiente consumo energético con uso de nebulizadores industriales

Noticias
428 Vistas

Compartir Artículo:

Los sistemas de aire acondicionado convencionales poseen potencia al momento de climatizar una zona cerrada, pero lamentablemente la mayoría de esos aparatos todavía siguen consumiendo mucha electricidad, siendo importantes dentro del cambio climático en el planeta. Además, es posible que

muchos de estos sistemas no tengan la capacidad para refrescar y purificar un ambiente industrializado, donde haya mucha actividad en interiores y exteriores, considerando que en lugares así, se requiere de constante pulverización o nebulización para contrarrestar poluciones microscópicas cristalinas o metálicas.

A diferencia de los nebulizadores industriales, el aire acondicionado convencional, usa una buena cantidad de gases refrigerantes, los cuales estos salen disparados hacia la atmósfera. El impacto no solo es económico, sino también ecológico. En ese sentido, es trascendental pensar en nuevas formas de climatizar una zona industrial, que no implique en demasía el uso de aparatos muy contaminantes.

El punto anterior, invariablemente lleva a otro problema, en que muchos de estos dispositivos solo arrojan aire, sin llevar un proceso o ciclo regenerativo de oxígeno, algo que es muy importante en la actualidad, considerando que estamos rodeados de múltiple contaminación interior y exterior. Al no haber esa renovación de aire, simplemente se está incentivando el mismo oxígeno viciado y sistemáticamente peligroso para la salud humana e incluso animales.

El consumo de climatización convencional, llevará a un elevado coste de energía y dinero, proyectándose de manera importante en los costes anuales de

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

la empresa, y más cuando estos sistemas no tienen un óptimo mantenimiento. Lo normal es que las tarifas de electricidad y gas sigan elevándose constantemente, sobre todo teniendo en cuenta, una posible crisis energética, como las que ya se han vivido anteriormente.

Existen dispositivos que funcionan como una especie de mecanismo evaporativo, donde pueden absorber el aire circundante de la nave industrial, para posteriormente purificar y humidificar, antes de ingresar el aire puro hacia el recinto. Esto también es muy propio de los humidificadores industriales, que sirven para refrescar un ambiente pero al mismo tiempo, funcionan como purificadores artificiales de oxígeno.

Por otro lado, hay que tomar mucho en cuenta la tecnología de los nebulizadores industriales, que se especializan en la captación de polvos potencialmente peligrosos para los trabajadores, que están expuestos a contaminación como la sílice cristalina, entre muchos otros compuestos más, dependiendo del giro o función de la industria.

Beneficios básicos de un nebulizador industrial

  • Son sistemas que no van a contaminar, porque después de todo, su función principal es encapsular todos eso polvos y microorganismos, que se encuentran pululando en un ambiente, donde su uso se recomienda todavía más en áreas industriales de riesgo. Además, no usan gases refrigerantes, como comúnmente los aparatos de aire acondicionado convencional, los usan. Además, podrían ser bueno acompañantes de otros dispositivos, que normalmente les llaman ‘evaporativos’, que usan bombas de agua y ventiladores para difundir humidificación sobre un ambiente pesado y cerrado, para regular el confort térmico, sin necesidad de recurrir demasiado a ventiladores o mini Split, que dependiendo de la temporada, gastan mucha energía.
  • Renuevan el aire de forma segura. Como ya se ha mencionado, un sistema de climatización deficiente, es aquel que solo empuja aire, sin la posibilidad de renovación de oxígeno, gastando energía sin causa, e incluso, generando peligro para la calidad del aire puro.
  • Ahorro sustancial. De acuerdo a estudios de uso de energéticos en la industria, se ha comprobado que sistemas de clima artificial que estén bien planeados y ejecutados, y que no solo recurran a mecanismos clásicos, podría llevarse un ahorro de más del 50%. Por ejemplo, los dispositivos ‘evaporativos’, humidificadores y nebulizadores industriales, serían suficientes en muchos casos, para regular las condiciones térmicas y la propagación de un aire puro respirable.
Tags: , , ,

Artículos Relacionados

Menú