El control de la humedad en las nuevas construcciones

Noticias
186 Vistas

Compartir Artículo:

La construcción es una de las industrias que más ha cambiado en los últimos años a raíz de las alteraciones que ha sufrido la sociedad a comienzos de esta década; en particular, se busca que los nuevos espacios posean las herramientas necesarias para aplacar las enfermedades pulmonares y demás agentes infecciosos que se encuentran en el aire y los cuales impiden que la calidad de vida de los habitantes se mantenga; motivo para implementar el humidificador industrial como una herramienta que prevenga la propagación de virus, alérgenos y bacterias.

Con la inclusión de los humidificadores, los edificios se van a caracterizar por ser más limpios, seguros y, sobre todo, saludables, por lo que perfectamente podrán albergar a personas con algún tipo de discapacidad pulmonar o que por sus características son más propensos a sufrir una infección grave, por ejemplo, los niños o adultos mayores.

Esto es debido a que uno de los factores que propicia la reproducción de estos patógenos es la humedad, por lo que si se mantiene controlada en un nivel en el que no sea posible la propagación de enfermedades va a mantener a salvo a los residentes, clientes, trabajadores, entre otros.

Así mismo, un nivel apropiado de humedad, conseguido gracias al humidificador sanitizante, permite reducir la propagación de aerosoles, alérgenos, polvo y las esporas del moho, ya que las micropartículas de agua en el ambiente (en especial con modelos como el ultrasónico), atrapan estos contaminantes y propician que al respirar estos no sean absorbidos y generen resfriados, gripes o alguna patología más severa.

Por otro lado, los estándares de salubridad se han hecho cada vez más exigidos en los diferentes espacios en donde deben coexistir multitudes, ya que a partir de los acontecimientos de los últimos años se ha recordado cuán propenso es el ser humano a diversas patologías producidas por virus y bacterias, en especial en entornos como las industrias o los hospitales, en el que algunos estornudos o tos podrían propagar enfermedades que afecten la calidad de vida de las personas más vulnerables o incluso las lleve a la muerte.

En ese sentido, medidas como incrementar la ventilación, mantener estable la temperatura, implementar la limpieza basada en el vapor para las superficies y, por supuesto, el humidificador industrial con el fin de regular la humedad relativa del ambiente se han convertido en ítems obligatorios en las nuevas construcciones y sus respectivas remodelaciones.

¿Cuál es la medida ideal de humedad relativa en el ambiente?

Para garantizar que los edificios cumplen con las medidas de humedad relativa en su entorno, es imprescindible que adquieran un humidificador industrial para regular su número y las mantendrá en un nivel óptimo que prevendrá la propagación de estos agentes infecciosos. El estándar se encuentra entre el 40 y 60%.

No obstante, únicamente implementar este equipo no será suficiente para regular el nivel de humedad, ya que en ocasiones algunas circunstancias del entorno aumentan significativamente el agua en el ambiente, lo que provoca un aire pesado y aumenta la presencia de moho, una cuna de bacterias que propagan diversas enfermedades.

Algunas de estas circunstancias son fugas, alto nivel de humedad en el subsuelo de la construcción, impacto constante de agua en una superficie (como duchas) o temporadas frías; por ello, es muy importante que antes de adquirir los equipos reguladores, elimine cualquier fuente que pueda afectar al entorno.

¿Por qué se requiere controlar la humedad?

Como mencionamos anteriormente, un humidificador industrial permitirá que las partículas de agua atrapen a los virus, alérgenos y bacterias presentes en el ambiente; tan sólo piense en el número de agentes infecciosos que son expulsados a través de un estornudo; en este aerosol se encuentra el detonante de una posible enfermedad viral que afecta a todos sus clientes, empleados y sus familias.

Por otro lado, existen entornos que son sumamente secos por distintas circunstancias como la temperatura ambiente o las actividades que se desarrollan allí y que involucran calor; en este caso, la regulación de la humedad se lleva a cabo para hidratar la piel, ojos y mucosa de las personas en su interior, de modo que no sufran alteraciones físicas que conlleva a que el cuerpo sea más propenso a infectarse, debido a que las capas protectoras se debilitan y permiten la entrada de diversos patógenos.

En estos casos, también se genera un aumento en la comodidad de la persona que esté en el interior, y si se trata de un empleado que requiere concentrarse o realizar diferentes tareas, va a ser mucho más productivo y se sentirá más a gusto en el lugar de trabajo.

Por eso, si requiere de un humidificador industrial que le permita obtener estos y más beneficios, sólo debe llamarnos al (800) 942 6835 o escribirnos al correo electrónico info@h2otek.com (nacional) o al info@h2otek.com (internacional).

Tags: , ,

Artículos Relacionados

Menú