Humidificador industrial y calefacción para mantenimiento de cultivos ornamentales en invierno

Noticias
266 Vistas

Compartir Artículo:

Los cultivos ornamentales caseros o con una producción industrializada, acarrean una serie de cuidados específicos, para mantener su buen estado en casa, o para que sigan siendo vendibles con buen valor en un negocio. Precisamente, las condiciones climáticas invernales, pueden ser un problema recurrente para cualquier planta decorativa para interiores o exteriores, porque después de todo, algunos elementos son más sensibles a los cambios abruptos y a repentinas heladas en cualquier punto del país.

Humedad ambiental con humidificador industrial para cuidar producción de plantas en grandes invernaderos o en casa

Generalmente las plantas ornamentales de origen tropical disfrutan de un buen ambiente saturado con humedad, por lo que si usted posee una sección alusiva solamente a cultivos tropicales, pues esencialmente se requerirá del constante funcionamiento que puede otorgar un sistema de humidificación ambiental. En esta clase de plantas, un descuido en su humedad necesaria, significaría básicamente la muerte prematura de tan bello elemento, que en caso de haber un negocio de por medio, habrá pérdidas económicas considerables.

Existen otros plantíos que no precisan de tanta humedad y que de hecho, en exceso pudiera ser contraproducente. Pero para eso son los humidificadores industriales, para dosificar los niveles de humedad que debe haber en un ambiente. Tal vez ayude también la instalación de sistemas desecantes.

Asimismo, hay que poner mucha atención a la tierra y al material donde se cultivan las plantas, como macetas y su nivel de porosidad. Cuidando que los sustratos hagan bien su trabajo, a la par de la humedad que precisan cada cierto tiempo.

Temperatura adecuada con aire acondicionado, ventilación natural o calefacción para no dañar la estructura de las plantas

Además de contar con buena humidificación, igualmente hay que cuidar que las condiciones térmicas sean las mejores en estos ambientes. Generalmente, los cultivos ornamentales son susceptibles a los cambios abruptos térmicos, o incluso a repentinas corrientes de aire gélidas; suelen ser un motivo para la pérdida de sus bellas hojas o flores.

Los termómetros ambientales son fundamentales para verificar constantemente, que no haya fluctuaciones de temperatura en invernaderos o en el mismo hogar. Pero además, es igual de importante que se tenga un termómetro individual para checar la humedad de la tierra, porque las variaciones pueden diferir en algunos casos, y precisamente ese es el problema por la que se suscitan muchas pérdidas en los plantíos.

Preponderante es, que la calefacción esté con buenos parámetros en climas invernales, porque su mal uso podría ser un inconveniente, ya que los sistemas calefactores llegan a resecar el ambiente, por lo que los mismos humidificadores industriales tendrían que estar listos para equilibrar dichas condiciones.

Luz solar y buena temperatura con humidificación en cultivos ornamentales

Dependiendo de la familia o el tipo de planta, se necesitará de determinada cantidad de luz solar directa, algunas otras bastaría que se les pusiera bajo barras fluorescentes, o están aquellas que necesitan más sombra que los rayos UV.

Solo hay que cuidar que no exista una resequedad en la estructura del cultivo, checando en todo momento la temperatura ideal, con su humidificación ambiental, así como en el riego y sustrato.

Conclusiones para el buen cuidado de plantas ornamentales

Básicamente, se trata de tener sentido común en las precauciones que se deben tener con estos elementos, sobre todo si se trata de un invernadero grande o un negocio para venta de los cultivos. Cada temporada del año incidirá de forma casi única en el comportamiento de los plantíos, y con base en las condiciones climatológicas, es como se debe actuar, ya sea por medio de calefacción o humidificador industrial, sea cual sea el caso.

Lo truculento de todo esto, es que si bien, el humano puede más o menos predecir el clima que entra, dependiendo del mes del año, aun así existe un margen del que no se puede visualizar, como una helada repentina, un golpe de calor extremo, lluvias torrenciales, granizo, nevadas, vientos fuertes. En ese sentido, es necesario salvaguardar nuestros bienes, porque las plantas son muy sensibles ante estos cambios.

 

Tags: ,

Artículos Relacionados

Menú